Informe del Delegado Nacional

CONSEJO NACIONAL 2018

 

  1. VEO A NUESTRA CONFEDERACIÓN CON GRAN SATISFACCIÓN

Tengo que comenzar expresando mi satisfacción, que es muy grande. En proporción, en primer lugar a mi memoria: lo que voy a decir se apoya en el recuerdo de todos y cada uno de los seis años, desde julio de 2012 a junio de 2018, que he vivido con vosotros. Este es mi sexto Consejo Nacional. Y en proporción también al afecto que os tengo a todos los Antiguos Alumnos. En estos años han pasado muchas cosas y yo no quiero olvidar ninguna. Gracias a que tengo buena memoria estoy muy satisfecho. Porque incluso las experiencias que hubieran podido ser negativas han resultado, más tarde, anuladas por experiencias muy ricas y positivas, que son más importantes, más serias y de mayor futuro que las experiencias negativas. Y también está en proporción, como he dicho, al afecto que siento por vosotros.

  1. MOTIVOS PARA ESTAR SATISFECHOS

Esta satisfacción se fundamenta en los siguientes datos, que a mí me parecen objetivos:

Hemos crecido en comunión: Es bastante evidente que, desde el Consejo Nacional de 2013, hasta este de hoy, las relaciones personales en el seno de nuestra Confederación han mejorado notablemente. Hemos aprendido a respetarnos, hemos ido valorando más lo que nos une que lo que nos separa, hemos redescubierto el gozo y la alegría del espíritu de familia propio de nuestro estilo salesiano. Nuestros Consejos Nacionales ahora se convierten en un momento para cargar las pilas y llenarnos de entusiasmo. Nos sentimos a gusto entre nosotros y se viven momentos de amistad y de convivencia fraterna muy entrañables.

Hemos crecido también en madurez: Una madurez que, entre otras cosas, significa una mayor autonomía o capacidad de afrontar la propia realidad con responsabilidad, de darse las propias normas de conducta, de consensuar mediante la escucha y el diálogo las decisiones que se han de tomar. Otros índices de eta madurez son: la autonomía económica, y la autogestión y mejora de la revista Don Bosco en España.

3º Estamos mejorando la coordinación en la Delegación Nacional para los AADB: Nuestra mayor preocupación consiste en seguir y ayudar cada vez mejor a los salesianos que animan y atienden a los Antiguos Alumnos. Procedemos mediante proyectos anuales que ayuden a responder cada vez más a las necesidades reales. En este año nos dedicaremos sobre todo a preparar la Escuela de Delegados de julio de 2019. Es necesario que sepáis que existen en las federaciones y en las asociaciones locales ejemplos extraordinarios de colaboración entre presidentes y delegados que se traducen en una animación eficaz y fecunda para la buena marcha de la Asociación. Estos ejemplos deben cundir entre nosotros y convertirse en lo normal.

  1. HAY MÁS FUTURO QUE PASADO

No lo olvidemos en los próximos años: Aunque nuestra Confederación sea centenaria tiene más futuro que pasado. Sin olvidar el pasado nos sentimos urgidos a mirar al futuro. Por eso yo os propongo, al final del año del centenario, estos siete retos a corto y medio plazo. No los dejemos para más tarde porque se nos puede “pasar el arroz”:

El cambio, progresivo y sereno, del modelo de las Asociaciones locales, para permitir adecuarse más fácilmente a la misión y estar más presente entre los jóvenes de la casa salesiana. Sin miedo, sin pausas, entre todos, pensando las cosas bien, con sentido de lo concreto.

 La formación permanente de los Asociados. Y la formación de los líderes. Sin esto nada es posible. Pero debe ser una formación sin complicaciones, desde las necesidades reales de las personas, perseverante, coordinada y compartida. Que parte de la vida y lleva a la vida.

La progresiva participación de las Asociaciones locales en la pastoral juvenil de la obra salesiana. Los coordinadores de pastoral os ayudarán. Ir poco a poco. Haced lo que podáis, pero no déis jamás la espalda a los jóvenes.

4º La colaboración clara y decidida de las Asociaciones locales en la obra común de la Fundación Juan Bosco Siglo XXI. ¿No sería práctico tener un Vocal de la Fundación en cada federación o en cada local? ¿Conocen los asociados nuestra Fundación? Es nuestro brazo mejor y más eficaz para ayudar a los jóvenes.

5º Fomentar con constancia e ilusión el voluntariado de todos los Asociados que lo deseen. Este es el secreto para cambiar el modelo de nuestras asociaciones locales.

6º La animación del extenso Movimiento de los Antiguos Alumnos y de los Amigos de Don Bosco: Encuentros de promociones, Día mundial del antiguo alumno (24 de junio). Vocal de los Amigos de Don Bosco. Buscar suscriptores de la revista DBE entre antiguos alumnos no asociados del Movimiento y de los Amigos de Don Bosco.

7º Fortalecer nuestra organización y aligerar a la vez el peso de la burocracia o de estructura pesadas. Necesitamos una buena organización pero muy ágil y leve. Debemos funcionar unidos, bien coordinados e informados. Eso nos pide agendas y calendarios sincronizados.

 

* * * * *

Mi admiración y mis felicitaciones por vuestra generosidad y por vuestra sentida gratitud a Don Bosco convertida en compromisos de vida y de acción a favor de la juventud. ¡Adelante, siempre adelante!

 

Madrid, 2 de junio de 2018.

CN 2018: Informe del Delegado Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *